UNA PROPUESTA QUE INVITA, A TRAVÉS DE LA MAGIA DEL JUEGO, A DESARROLLAR EL PLACER POR LEER.


Pipiña ofrece al campo de la psicopedagogía una innovadora herramienta de trabajo que apunta a optimizar las intervenciones en niños con dificultades específicas e inespecíficas del aprendizaje de la lecto escritura. Las herramientas combinan juegos convencionales impresos con tableros, tarjetas y naipes que se complementan con fichas y letras. Y dos aplicaciones móviles articulando tecnología de punta: Realidad Aumentada.

Tata Memo

Nos invita a aprender la vocal “a”, para no confundirla con la “o” y/o la “e”.

Tri Be Be

Jugamos con la “b” y aprendemos a diferenciarla de la “d”.

Ca Co Cu

Una atractiva combinación de naipes nos ayuda a conocer el sonido fuerte de la “c”.

Chanchín

Una forma divertida y muy dinámica de aprender el correcto uso del dígrafo “ch”.

Las cuatro herramientas se obtienen juntas, agrupadas en dos cajas "a-b" y "c-ch". Con la compra de las cajas quedarás habilitado para adquirir las aplicaciones de forma gratuita.

Condiciones:

Cada caja contiene un código que validará a una única cuenta Android o IOS. Se podrá descargar la aplicación adquirida en todos los dispositivos que estén asociados a dicha cuenta.

Podrás obtener los productos Pipiña a través de diferentes formas y desde todo el país.

¡Escríbenos para obtener más información!

Creemos que la actividad lúdica es una de las vías más valiosas para potenciar el desarrollo de las funciones psicológicas superiores, que incluye a los procesos de lectura y escritura.

Pipiña promueve la capacidad de comprensión lectora, condición esencial de un “buen lector”, a través de un diseño atractivo y motivador, generando un ámbito de disfrute en el que el niño verdaderamente sienta que:


JUGANDO LEE Y LEYENDO JUEGA


Corría el año 1988… aún no existía la psicopedagogía en Uruguay y poco se conocía respecto al tema de las dificultades del aprendizaje, que comenzaba a preocupar a importantes personalidades de la docencia.

De pronto surge la oportunidad de vincularme a quienes estaban trabajando con mucho compromiso en la Sociedad de Dislexia del Uruguay y en el Hospital de Clínicas, a impulso de la Dra. Ma. Antonieta Rebollo. Paralelamente, tuve el privilegio de conocer a la Maestra Teresa Peña, quien en Paysandú fue pionera en la implementación del “juego” como actividad fundamental en el proceso de abordaje a las dificultades del aprendizaje.

Vinculada a estos referentes fui adquiriendo la formación para realizar diagnóstico y tratamiento de las dificultades de aprendizaje y especializarme en el tema dislexia, que me ha atrapado y me atrapa hasta el presente.

Cuatro años después de iniciado este camino, llega a consulta una niña de 7 años acompañada por sus padres, quienes planteaban “no entender” qué le ocurría a su hija. Estaban viviendo el período de impacto que en general se presenta cuando todo hace augurar éxito académico para un hijo. De pronto, la sorpresa inesperada: “debía recursar 1er año por no haber accedido a la lectura y a la escritura”. Esa pequeña niña, temerosa, insegura y vulnerable, que ya conocía el sentimiento de “fracaso escolar”, transformó mi sobrenombre Pipa en Pipiña.

Por eso hoy, en otra etapa profesional y de vida, la huella del imborrable recuerdo de la primera disléxica que llegó a mis manos me lleva a elegir ese nombre para una propuesta que invita, a través de la magia del juego, a desarrollar el placer por leer.

Herminia Estefanell

Mtra. Lic. en Psicopedagogía

¡Llamanos al 099516493 para saber más de las herramientas!

O envíanos tus datos con tu consulta y nos contactaremos a la brevedad.